Inicio » Relatos Eroticos » Ejecutiva XXX

 

 

Ejecutiva XXX


Hola, me llamo Lili y quisiera relatarles esta experiencia que sucedio hace quince dias y me encanto.

Trabajo como ejecutiva en una empresa por Polanco soy casada y muy cachonda, mi marido es igual de cachondo que yo y le encanta que utilize minitangas y medias o pantiligueros o medias con liguero, eso lo pone a mil ya que dice que lo pone caliente saber lo que llevo debajo de mi ropa de ejecutiva, ademas de que dice mi esposo y ahora mis multiples amigos que tengo unas nalgotas bien ricas (soy bajita 1.50 mts, pechos abundantes talla 32c, caderas amplias, piernas torneadas), y este tipo de ropa interior hace que se me vean mas amplias mis caderas, al principio a mi no me gusataba vestir asi pero despues de lo que sucedio ya no las cambio por nada.

Era un viernes por la tarde y en la oficina solamente nos quedamos a terminar un trabajo de contabilidad mi jefe y otro ejecutivo, terminamos artos y decidimos ir a toamr un drink a un bar para relajer el estres de ese dia. llegamos a ese bar y empezamos a tomar la copa y a platicar de cualquie cosa, de pronto no se ni como pero empezamos a hablar de sexo, de cual era la posicion mas rica, si me gustaba mamarle la verga a mi esposo, si me gustaba por el culo,que tipo de ropa interior utilizaba, etc. Al principio me saque de onda un poco pero al calor de las copas y de la confianza que les tenia a ambos les conteste todo lo que me preguntaban, me encanta mamarle la verga a mi esposo, me exita muchisimo sentir como crece una verga en mi boca y despues tragarme todo el semen que le pueda sacar, la posicion que mas me gusta es de a perrito y subirme y darme de sentones en la verga bien parada de mi esposo, por el culo me fascina, es una sensacion de placer indescriptible, les conteste a ambos, cuando les estaba confiando todo eso note que sus caras se ponian rojas, al principio pense que era de pena, pero luego descubri que no era por ese motivo. Cuando les conteste sobre la ropa intima les dije: " me gustan las tangas y medias de encaje", los dos me dijeron que no me creian que se imaginaban que yo utilizaba calzone de abuelita o mata pasiones, a lo cual les conteste que no que al principio utilizaba bikinis pero por darle gusto a mi esposo los cambie por las tangas, que son muy pequeñitas, con triangulito atras y muy breves de adelante. Armando , mi jefe, me dijo la verdad es que no te creo, y Bruno, mi compañero ejecutivo, le hiso segunda en el comentario. Ese dia llevaba puesto un traje sastre de minifalda azul claro, blusa blanca semi transparente, sujetador de media copa, una mini tanga y medias con encaje color natural, zapatillas azules de tacon alto. Despues de esta platica y otras muchas copas me empece a sentir muy cachonda y caliente al grado de sentir como me palpitaba mi pucha y sentia como la tanga se me pegaba por delante de lo mojada que estaba. Despues de un rato volvieron a hacer el comentario d ela ropa interior, se me hace que eres puro choro y no usas tanguitas como dices, me comento Bruno, a lo cual Armando completo, lo mas seguro es que utilizas boxers, ja, ja, ja, ja, reimos todos, despues de la risa les conteste cual era mi indumentaria interior y nop me creyeron, a lo cual conteste desabrochando el saco, dense un taquito, pudieron observar el sujetador de media copa, que en ese momento casi se me salian los pechos de tan caliente que estaba, los dijeron muy bonito brassiere, pero eso no nos garantiza lo de la tanga que tanto mencionas, y las medias, envalentonada les dije "ok, vamos a hacer algo loco, si les enseño mis medias y mi tanga, ustedes me enseñan sus vergas aqui debajo de la mesa?", los dos se quedaron mirando no creyendo que lo fuera a hacer, "ok, trato hecho, pero si las sacamos no va a hacer en vamo, les tienes que dar unos besitos por lo menos", el lugar donde estabamos era una esquina como en todo bar habia media luz y el mantel largo permitio hacer y deshacer, para esos momentos yo ya estaba fuera de mi de lo caliente y cachona que estaba, solo queria mamar una buena verga y que me la metieran. Acto seguido me empece a subir poco a poco la falda para que vieran el encaje de mis medias, despues me la subi hasta la cintura y pudieran ver mi tanga, "que les parece", les dije, preciosa, tienes la pucha bien peluda, se ve bien rica, quisiera darle unos besitos, me dijo Armando, puedo verte las nalgas, me dijo Bruno, me recoste en el sillon para que me pudiera ver las nalgas, tienes las nalgas mas grandes que yo creia que tenias lili, diciendio y haciendo , me empezo a sobar las nalgas ya pasar su dedo entre pucha y culo, eso me termino de calentar y les dije ahora les toca a ustedes, ya para ese momento los dos parecian tiendas de campaña, Armando tenia la verga bien rica, no muy larga pero bastante ancha, como me gustan a mi las vergas y Bruno la tenia mas larga que Armando pero mas delgada, me agache debajo de la mesa finjiendo buscar algo y que empiezo con Armando, me la meti toda de un jalon a la boca, mientras que con mi lengua acariciaba tanto su vrga como sus huevos peludos y ricos, Bruno tenia a su disposicion mis nalgas, despues le toco el turno de mamada a Bruno, como lña tiene mas larga no me cupo toda pero lo recorri desde el inicio de los hiuevos hasta la punta de la verga, delicioso. Despues de varios minutos de mamar ya queria que me la metieran. Me dijeron vamonos a otro lugar mas intimo, mirando el reloj me di cuenta que ya era tarde y tendria problemas en casa, les dije esperenme tantito,me baje la falda y me encamine a los baños para llamarle a mi esposo por el cel. y le dije que no me espoerara porque todavia nos faltaba mucho por hacer y que me daria un raid a casa, mi esposo me dijo que no habia problema, asi que regrese a la mesa y les dije, esta noche es de locuras, vamonos pero no a un hotel, quiero que me cojan los dos en tyu camioneta en un parque y luego afuera de mi casa, que les parece, esta loca pero esta bien, contesto Armando, asi que pedimos la cuenta y nos enfilamos a un parque cercano al circuito interior, buscamos un lugar estrategico, durante todo el trayecto fui cacheteando y mamando las vergas de cada uno, mientras ellos se turnaban para manejar y poderme dedear agusto tanto mpor mi pucha como por el culo, estacinarse Armando, Bruno ya me tenia con la falda en la cintura y la tanga de lado y me estaba cojiendo de lo lindo, le dije a Armando ven quiero mamar, se paso al asiento trasero de su camioneta y se sento y se la empece a mamar mientras el otro casi termina, le dije todavia no quiero que termines, me la saco y ahora le toco a Armando merteme su ancha verga, mientras me la metia sentia como mi pucha se dilataba y sentia delicioso, y ahora se la estaba mamando a Bruno, ya casi terminaba cuando le dije a Armando todavia no, acuestate, se recosto en el asiento y me le monte y empese a darme de sentones en su delliciosa verga y le dije a Bruno ahora el tuyo lo quiero por atras, quiero un sandwich, vi como le brillaron los ojas a Bruno que se moria de ganas por metermelo por el culo, fue delicioso, y asi los ttre llegamos a el primer orgasmo de la noche. Despues de limpiar con mi boca sus vergas les dije ahora nos toca afuera de mi casa para no llegar tan tarde, llegamos a las puertas de mi casa y como tiene unos arbustos que tapan la entrada es imposible que nos vieran, asi empesamos nuevamente con las mamadas y metidads de dedo al principio para luego despues repetir la dosis solo que ahora fue a la inversa, la vergota de armado me toco en le culo y la de Bruno en mi pucha, solo que esta vez les pedi que terminaran en mi boca los dos, los chorros de semen escurrian por mi boca ya que no poda tragar tanto. Nos despedimos y al llegar a casa seguia cachonda, llegue a la recamara, me meti al baño, me lave la cra , la boca, la pucha y el culo y desperte a mi esposo con una mamada a su rica verga, y nuevamente me la metio por ambos lados cogimos como locos lo que quedaba de la noche. El dia siguiente estaba toda molida y me dolia el culo, ya que recibio a 3 vergotas en una sola noche, pero no me arrepieento fue delicioso. Al siguiente lunes en la oficina nos reunimos los tres Armando, Bruno y yo,para platicar sobre lo sucedido el viernes, tenian cargo de conciencia yo les dije que paso lo que tenia que pasar y que me gustaria que se repitiera en muchas ocaciones ya que me encanto, desde ese dia cada tratamos de quedarnos los tres solos en la oficina para que yo lkes enseñe mis nalgas, medias y tanga, y ellos me eseñen sus vergotas para mamarlas y devorar su semen.



<< Volver Atras