Inicio » Relatos Eroticos » Ejecutiva XXX II (primera parte)

 

 

Ejecutiva XXX II (primera parte)


Hola, que tal soy lili, les voy a contar lo que sucedio durante la visita de los ejecutivos de EUA.

Despuues de lo sucedido con mi jefe Armando y mi compañero Bruno, seguimos con nuestros juegos cachondos cada que se podia, una noche en la cual estabamos jugando, mas bien cachondeando, ya que yo se las estaba mamando a ambos, Armando comento que la proxima semana tendriamos la visita de 2 jefes de EUA, los qcuales decian los compañeros de alla eran bien especiales, muy minuciossos en sus revisiones y que siempre encontraban algo para poner alguna anotacion negativa para las filiales de la empresa. No te preocupes le dijo Bruno a Armando, ya veremos como los convencemos de que no nos pongan malas notas, nos los llevamos a un putero y asunto arreglado, en eso les dije yo como que a un putero y yo que a donde me van a dejar, rieron los 2 y responde Armando ya bveremos, ya veremos, despues de esto Armando me dijo ya me pusiste bien caliente quiero metertelo en el culo y darte de nalgadas en esas nalgotas que tienes, yo le conteste que te lo impide, sabes que me gusta tu vergota por ancha y larga, adelante sirvete papi, no se lo dije 2 veces, ya me estaba lubricando el culo con un gel que compramos para evitar rosaduras graves y me la dejo ir bien y bonito, mientras tanto Bruno disfrutaba de una rica mamada que le daba en su pitote, esa noche solo me cojio Armando por el culo ya que no teniamos tanto tiempo como hubieramos querido, cada quien tenia planes con sus respectivas parejas, despues de despedirnos yo me fui con mi marido ya que le habia llamado para que fuera por mi al trabajo, en el caminoa casa le comente de la visita de nuestros jefes de EUA, que no sabiamos a donde llevarlos para que estuvieran a gusto, a lo cual me contesto mi esposo, si son hombres que se los lleven a un table dance y si son mujeres las llevas a un chipendale, eso nunca falla, a menos de que sean raritos o raritas. Al llegar a casa estaba cachonda pues no me habia tocado por mi pucha peluda, solo por mi culo, despues de cenar nos fuimos a la cama, antes de eso yo traia puesto un babydoll blanco transparente, ya en la cama empezo el cachondeo rico, a mi esposo le encanta mamarme la pucha y el culo, dice que mi pucha le facina pues esta bien peluda y no deja que me rasure, le encata que los pelos se me asomen por los lados de la tanga, despues de unas ricas mamadas de pucha y culo, le toco a el, le di unas mamadas en su vergota que termino en mi boca, despues de reposar un rato se la volvi a mamar y ahora si me cojio por mi pucha y me calmo las ansias que tenia desd que sali del trabajo.
Al dia siguiente les comente a mis picadores (Armando y Bruno) lo que me habia dicho mi esposoi de como divertir a nuestro visitantes, a lo cual Bruno dijo, ya ves yo tenia razon, en eso Armando nos dijo, solo que hay un problemita, viene una pareja, un hombre y una mujer, como le vamos a hacer, eso lo complica un poco no creen, dije yo. Pasaron los dias y llego el viernes, despues de preparar todo lo necesario de papeles para la visita, todavia no encontrabamos la solucion a este problema, ese viernes no salimos y nos retiramos a nuestras casas. Llego el lunes y tambien nuestras visitas, yo me quede helada al ver a nuestros jefes, eran muy atractivos los 2, el se llama John,y ella Nelly, John es alto moreno cuerpo atletico un sueño de hombre, ella tambien es morena un poco mas alta que yo, de cara atractiva, pero lo que llamo mi atencion y la de mis compañeros por aupuesto eran sus nalgas y sus piernas, jamas en la vida habia visto unas nalgas tan paraditas y caderas mas anchas y piernones tan bien formados como los de Nelly. Despues de las presentaciones bino el trabajo, durante ese dia pude ver que eran muy buena onda hablaban muy bien el español, el miercoles ya platicabamos un poco mas de nuestras vidas privadas y de lo que nos gusta hacer para divertirnos, eso me dio una idea, en cierto momento les comente a Armando y Bruno que fueran sondeando a John para ver que podiamois hacer para su despedida y evitar las malas notas, yo haria lo propio con Nelly, tu encargate de Nelly que nosotros ya sabemos que vamos a hacer con John, esta bien, ese mismo dia por la tarde, encontre a Nelly hablando por telefono, s etardo un rato y al calgar note que estaba llorando y a la vez se veia molesta, que paso, pregunte, nada, cosas del matrimonio, me contesto, me dijo te puedo invitar una copa al salir, necesito plativcar con alguien lo que me pasa, le conteste que si que no habia problema, al slair de trabajar fuimos a un bar que esta cerca de la oficina, despues de tomar un par de copas me dihjo que yo le inspiraba mucha confianza y que la noticia que habia recibidola hizo sentir muy mal y necesitaba desahogarce, me comento que tenia sospechas que su esposo le era infiel y que esa tarde le llamo su hermana para confirmarle su sospecha, lo habian visto entrar a un hotel, pero no con una mujer sino con un hombre, eso no se lo voy a perdonar nunca, yo le dije no te preocupes hombre sobran y tu eres muy bella y vas a encontrar a uno que te quiera y te valore, mira vamos a hacer algo el viernes por la noche nos vamos de farra como decimos aqui en mexico y te olvidas de tus problemas te lo aseguro. Llego el esperado viernes y terminamos la revision y para nuestra buena fortuna no tubimos notas malas, eso pense yo, pero la realidad era otra. Ya en la noche nos disponiamos a partir a festejar cuando Nelly recibio otra llamada de su hermana diciendole que su esposo se habia ido de su casa para vivir con su amante, esto fue la gota que derramo el vaso, se puso a llorar como una magdalena, la tartamos de consolar bpero no fue facil, ya no queria ir a festejar, despues de un rato de platicar, la convencoi de que nos fueramos de parranda, asi se le olvidaria por el momento su problema, a estirone sy jalones acepto.

sigue



<< Volver Atras